Monitoreo del embarazo, clave para la detección de cardiopatía congénita

La cardiopatía congénita es uno de los defectos más comunes en el nacimiento y se trata de trastornos que se caracterizan por la presencia de alteraciones estructurales del corazón, las cuales se producen por defectos en la formación del órgano desde el periodo embrionario.

El 14 de febrero se conmemora el Día Mundial de la Cardiopatía Congénita con el fin de difundir información sobre la enfermedad para ayudar en su prevención y atención pronta.

Este padecimiento puede prevenirse si se toman las medidas adecuadas, sobre todo durante la etapa de gestación, algunas de ellas son:

-Planificar la gestación a través de consultas antes de la concepción, sobre todo si existen antecedentes de la madre o padre con alguna cardiopatía congénita.

-No consumir bebidas alcohólicas, drogas o medicamentos durante el embarazo.

-Llevar controles de embarazo y realizar estudios para la detección temprana del padecimiento

La mayoría de las cardiopatías congénitas se diagnostican durante el embarazo a través de los diferentes exámenes que la mujer debe tener en la gestación, aunque algunas otras sólo pueden detectarse en el nacimiento o tiempo después.

Cuando se detecta a tiempo se puede proceder a realizar un tratamiento que permita al niño sobrevivir hasta tu etapa adulta. Para que exista una detección oportuna es clave que la mujer tenga un monitoreo durante su embarazo, lo cual muchas veces no ocurre porque donde viven no cuentan con personal médico calificado y especializado en la detección de estos padecimientos.

Para ayudar a resolver esta situación Alexis Nickin ha propuesto utilizar herramientas tecnológicas como la Telemedicina que acercaría a los especialistas con las pacientes y les brindarían una atención pronta durante su embarazo.

La Telemedicina es la atención médica a distancia a través del uso de tecnología. Alexis Nickin se ha dedicado a desarrollar tecnología para la salud y durante sus investigaciones y procesos ha logrado dimensionar el impacto que tendría el uso de la Telemedicina para acompañar a las mujeres embarazadas.

Con la Telemedicina no sólo se detectarían cardiopatías congénitas, también otras enfermedades que se desarrollan en la gestación y que ayudarían a que la mujer le brinde un tratamiento a tiempo a si bebé.

Una vez detectada la cardiopatía el tratamiento dependería del tipo de trastorno que se trate y podría ir desde el consumo de un medicamento para bajar la presión arterial y controlar la frecuencia cardiaca, hasta el uso de dispositivos cardiacos o procedimientos quirúrgicos.