Desde la compra de una casa, la adquisición de un vehículo, iniciar un negocio o incluso, financiarse la universidad, los créditos personales lucen como uno de los productos bancarios más buscado por los usuarios, aun cuando se sabe que las comisiones pueden repercutir a largo plazo en la planificación financiera personal.

Sin embargo, al menos en América Latina, las entidades bancarias convencionales han limitado el acceso a sus productos financieros, entre ellos los créditos, excluyendo de dicha manera a una gran parte de la población; además, en México, refiere el experto, solo el 31% tiene acceso a productos de crédito, lo cual también se entiende por lo costoso que resultan. 

En este panorama, y ante tales condiciones, es como los nuevos actores de la tecnología financiera, las Fintech, encuentran diversos nichos de oportunidad para atraer a miles de usuarios, muchos de ellos, nuevos en lo que al sistema financiero se refiere, pero otro tantos más, como otrora longevos usuarios de la Banca tradicional. 

Tomando como punto de partida que las Fintech se han colocado como uno de los mejores aliados para los emprendedores y particulares en América Latina, es como se han popularizado los créditos emanados de estas entidades financiaras; pero, ¿Existen las condiciones necesarias para acceder a un crédito Fintech y no perder de foco una planificación financiera? Esa es la pregunta medular. 

Conseguir préstamos con las fintech es más sencillo, sobre todo por la ya explicada dificultad de acceso a la banca tradicional. Y por otro lado, existen más opciones, esto luego de que, al no tener la necesidad de disponer de sucursales para expandirse, dichas empresas llegan de manera más eficiente a más usuarios a través de herramientas digitales e internet. 

De igual forma, las principales ventajas de acceder a un crédito a través del entorno Fintech son la rapidez y sencillez con la que se obtiene el financiamiento, se valora en menor medida la puntuación crediticia, no se requiere de elevados ingresos y no se necesita un aval. 

Finalmente, como beneficio más importante están los tiempos de la entrega del capital, los cuales en la Banca tradicional suelen tardar semanas, pero en las Fintech solo días; no obstante, este tipo de financiamiento suele tener intereses más altos a los ofrecidos por las instituciones bancarias. 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>