Latinoamérica ve cada vez más con buenos ojos el fenómeno de las criptomonedas. Se trata de una región que ofrece grandes oportunidades para la consolidación de divisas digitales como el Bitcoin. Si bien es cierto que su penetración aún es baja en comparación con otros países, como Estados Unidos o China, su crecimiento continúa de manera acelerada. 

La situación en cifras

Los datos del Índice Mundial de Adopción de Criptomonedas, creado por Chainalysis, son claros: cuatro países de la región figuran en el top 20 de adopción de criptomonedas. El mejor posicionado es Brasil, en la posición número 7. Le siguen Argentina en el lugar 13, Colombia en la posición 15, y Ecuador en la posición 18.

Agreguemos a esto la información reflejada en un estudio realizado a finales de 2021 por Americas Market Intelligence, el cual señala que al menos un 8% de la población latinoamericana ha adquirido criptomonedas, y otro 18% ha mostrado un fuerte interés en adquirirlas. Argentina es el país donde más personas en los últimos meses se han hecho con alguna divisa digital.

A nivel regional podemos ver que, dentro del periodo comprendido entre junio y julio de 2021, el 9% de las transacciones realizadas con criptomonedas en todo el mundo tuvieron lugar en América Latina. Dicho porcentaje representa un total de 353 millones de dólares.

Factores y retos por delante 

Diversos factores han permitido a los países latinoamericanos lograr posicionarse entre los que mayor aceptación de las criptomonedas han mostrado. Entre ellos, podemos mencionar el envío de remesas, un aumento en el número de cajeros automáticos criptográficos instalados, así como en el de créditos respaldados en divisas digitales.

Sin embargo, hay retos por delante para que las criptomonedas se consoliden en la región.  Se requiere educar a las personas en el conocimiento y comprensión sobre cómo funciona la tecnología blockchain y cómo comprar e invertir en las divisas digitales. 

Asimismo, hará falta avanzar en los marcos regulatorios necesarios para que el manejo de las criptomonedas se lleve a cabo en completo orden y seguridad. Países como Chile o Paraguay ya se encuentran en proceso de desarrollar iniciativas con esta finalidad.

No obstante, los desafíos y problemáticas que aún deben trabajarse, el futuro de las criptomonedas en Latinoamérica resulta alentador. La percepción de los países de la región hacia las divisas digitales y la tecnología blockchain se ha tornado más positiva, y los gobiernos muestran interés en incorporarlas a su economía bajo las leyes y regulaciones apropiadas para ello. 

Contacto conmigo en Linkedin