El sector de tecnología financiera se está adentrando en el metaverso y esto podría ser un paso para disminuir la brecha entre el mundo virtual y el mundo físico.

El creciente interés que las empresas de tecnología financiera han mostrado por adentrarse en la realidad virtual no es fortuito, pues ven en él estas oportunidades: 

Desarrollo de marca 

Fintech como Sokin ven en el metaverso la oportunidad de atraer más clientes o usuarios, al mostrarse como una entidad de vanguardia, con potencial de crecimiento y un sello distintivo actual. 

Al entrar en el metaverso, estas instituciones se mantienen relevantes y ponen su sello en mundos que muestran potencial de crecimiento.

Una nueva dimensión del servicio al cliente

Las entidades financieras físicas están desapareciendo porque los servicios bancarios en línea se adaptan mejor a las necesidades de los clientes.

Pero muchas instituciones quieren seguir ofreciendo lo que consideran servicios humanos cara a cara y el metaverso ofrece esa posibilidad. 

Un refugio para las monedas digitales 

Las criptomonedas mantienen el reinado en el mundo virtual, de ahí que cada vez más marcas, empresas y soluciones Fintech volteen hacia este «mundo paralelo» para darle una utilidad a los activos digitales.

Una gran cantidad de metaversos existentes se encuentran en fase beta, por lo que es imposible entender todos los servicios y productos que podrían ofrecerse en el futuro, sin embargo, la realidad virtual abrirá una serie de oportunidades nuevas, aún imprevistas. 

El éxito de una institución financiera dependerá de su capacidad para ofrecer eficazmente sus servicios y/o productos en este nuevo mundo virtual.

Si el metaverso acaba convirtiéndose en el lugar de encuentro de potenciales clientes, podría incluso convertirse en un nuevo canal de captación para las Fintech.